Veintinueve camiones forestales fueron incendiados en la región de Los Ríos, en el sur de Chile

74

Veintinueve camiones forestales fueron incendiados en la región de Los Ríos, en el sur de Chile, en una acción calificada como un «atentado» por las autoridades.

«Hoy hemos sabido de un atentado a camiones forestales en la región de los Ríos.

Vamos a combatir la violencia», aseguró la presidenta Michelle Bachelet, tras el ataque en la zona de San José de la Mariquina, que no había sido adjudicado hasta ahora por ningún grupo.

El sur de Chile es escenario frecuente de ataques incendiarios, alguno de los cuales han sido reivindicados por grupos mapuches radicales, que exigen la restitución de tierras que consideran suyas por derechos ancestrales.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, viajará la tarde de este lunes a la región, para evaluar las acciones judiciales para perseguir a los responsables de este ataque.

«Como gobierno condenamos este tipo de hechos», dijo a los periodistas Aleuy.

El fuego estalló a las 04.30 de la madrugada de este lunes en un recinto perteneciente a la empresa Sotraser, de propiedad del Grupo Bethia, y tres horas después los bomberos de varias localidades de la zona, a unos 790 kilómetros al sur de Santiago, aún luchaban para controlar las llamas, precisaron las fuentes.

Los camiones destruidos prestaban servicios a un aserradero y una planta de la Celulosa Arauco instalada en la zona.

Aunque el fiscal del caso, Alejandro Ríos, dijo que establecer el origen del fuego es materia de investigación, la policía aseguró que testigos vieron, minutos antes de que se iniciara el fuego, a unos encapuchados provistos con armas de fuego y antorchas que llegaron hasta la empresa, intimidaron al guardia y procedieron a quemar los camiones.

El intendente de los Ríos, Ricardo Millán, que llegó hasta el lugar, confirmó la participación de terceros en el siniestro: «Por ahora, lo que sabemos es que efectivamente hay personas involucradas, hay terceros involucrados», dijo a radio Cooperativa.

«Lo que tenemos es un incendio en la empresa Sotraser, 29 camiones con daño total y otros con daños menores», añadió y anunció que el gobierno regional emprenderá acciones legales contra quienes resulten responsables.

En el sur de Chile se arrastra desde hace décadas el conflicto entre comunidades mapuches que reclaman la propiedad de tierras ancestrales y empresas agrícolas o forestales.

En los últimos años el conflicto ha derivado en episodios de violencia en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores.

Otros ataques
Al mismo tiempo, varias decenas de indígenas han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente atentados incendiarios contra propiedades rurales, camiones, maquinaria agrícola y forestal, bosques e iglesias.

En Temuco, capital de la región de La Araucanía, se celebra actualmente un juicio oral contra 11 indígenas mapuche imputados por el incendio de una vivienda en el que murió calcinado un matrimonio de agricultores ancianos, a comienzos de 2013.

Los imputados son todos comuneros mapuches, entre ellos la líder y curandera de 60 años, Francisca Linconao, quien realizó una huelga de hambre en enero pasado por su detención preventiva.

Por este caso, el líder mapuche Celestino Córdova fue condenado en 2014 a 18 años de cárcel acusado de provocar un incendio con resultado de muerte.

Hace 10 días, otros 18 camiones fueron quemados en la ciudad de Temuco (800 km al sur de Santiago), en un ataque que se atribuyó el grupo radical «Weichan Auka Mapu», que apoya la demanda mapuche.

Los mapuche son la etnia más numerosa del país con cerca de 700.000 miembros -de una población total de Chile de 17,5 millones- con índices de pobreza superiores a la del resto de los chilenos.

Fuente: AFP Y EFE​