se presentó la nueva identidad visual que se utilizará para incrementar la notoriedad y reforzar el posicionamiento de la marca turística Trevelin

21

En el marco del lanzamiento de la temporada de verano, se presentó la nueva identidad visual que se utilizará para incrementar la notoriedad y reforzar el posicionamiento de la marca turística Trevelin.

Bajo el eslogan “Trevelin, pueblo de experiencias”, la imagen hace referencia a la diversidad cultural que existe en la localidad y refleja la variedad de experiencias que ésta ofrece a sus visitantes.

La nueva identidad visual se alcanzó gracias al trabajo que llevó adelante la agencia Yaaboló, contratada por el Ente Mixto de Turismo con el fin derenovar y profesionalizar aún más la gestión de comunicación del destino. La tarea comenzó con el taller “Atributos de la identidad visual de Trevelin”, en el que se relevaron los componentes que conforman la propuesta de marca.

Tras un trabajo de desarrollo marcario, realizado por el Ente Mixto junto al estudio Yaaboló, se identificó la necesidad de comunicar la diversidad que caracteriza a la oferta turística, cultural, productiva y gastronómica local.

Con la diversidad como paraguas, se trabajó en cuatro ejes principales: la identidad cultural, el estilo de vida, la naturaleza como paisaje y las actividades outdoors.

ELEMENTOS DE LA IDENTIDAD VISUAL
El isologo que es parte del logotipo, toma la plaza de Trevelin como punto de partida, como centro neurálgico de la ciudad, pero la incluye implícitamente.

Desde ella surgen los “pétalos”, que se mueven hacia dentro reflejando la diversidad cultural pero también hacia afuera, mostrando la variedad de experiencias que la ciudad ofrece a sus visitantes.

También se asocia morfológicamente con otros conceptos como un molinillo de viento, típico juguete infantil presente en las plazas; con un sol y con una flor, símbolos de vida, alegría y naturaleza; la noria de un molino hidráulico, origen del nombre de la ciudad; con un diafragma de una cámara fotográfica, elemento turístico por excelencia.

A su vez cada par de pétalos, con sus respectivos colores, refleja por un lado una estación del año, pero también cada uno de los cuatro atributos principales de la identidad marcaria que surgieron del taller realizado al inicio del proceso.

Dejanos tu comentario