La gestión de Ibarra estableció paritarias abiertas por primera vez

33

La gestión de Ibarra estableció paritarias abiertas por primera vez. Durante los cuatro años los salarios se pagaron en tiempo y forma.

Los sueldos de los empleados municipales de Lago Puelo acumularon un aumento del 60 por ciento durante 2019, resultado de las paritarias celebradas entre el intendente Raúl Ibarra y los gremios.

“En estos cuatro años siempre pagamos en tiempo y forma, abrimos paritarias por primera vez en la historia y recompusimos la escala salarial, porque una de las obligaciones que asumí al llegar al Municipio fue mejorar progresivamente las condiciones laborales de los trabajadores”, destacó el intendente.

En ese marco, Ibarra adelantó que “este viernes efectivizamos el pago de noviembre con un aumento del 10 por ciento para el personal de planta permanente y transitoria, que forma parte del 20 por ciento acordado con representantes del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste (SOEME Y ZO) a mediados de septiembre, aplicado en dos etapas”.

En la misma línea, resaltó que a pesar de la difícil situación económica que viven el país y la provincia, que afecta también a la localidad, al finalizar su mandato dejará una administración ordenada y comparó la situación con diciembre de 2015: “Cuando asumimos no teníamos plata para pagar los sueldos ni los aguinaldos, con mucho esfuerzo logramos revertir esa realidad y equilibrar las cuentas y los recursos para hacer frente a los compromisos salariales”, marcó.

Paritarias por primera vez

Tras asumir como intendente, Ibarra estableció por primera vez en la historia del Municipio las paritarias abiertas y en el marco de las mesas de diálogo con los gremios que representan a los trabajadores la recomposición salarial alcanzada en los últimos cuatro años ronda el 350 por ciento. Por ejemplo, un trabajador o trabajadora administrativa de la categoría más baja, que en 2015 tenía un haber bruto de 6.322,97 pesos hoy percibe 27.223,64 pesos en bruto.

Otra de las mejoras en materia laboral llevada adelante al inicio de la gestión, tiene que ver con el blanqueo de un monto adicional que el personal percibía en negro desde 2012, y la decisión de incorporarlo al salario básico.

Durante los primeros meses de 2019 el Municipio y los gremios sellaron un aumento del 30 por ciento para el primer semestre, mientras que para la segunda mitad del año el acuerdo fue del 20 por ciento, otorgando una suba del 10 por ciento en septiembre y otra del mismo monto en noviembre. A esto hay que sumarle el incremento del ítem por antigüedad y una suma remunerativa al básico en enero.

“En medio del caos provocado por la inflación, la devaluación y la crisis, pusimos el esfuerzo en sostener el poder adquisitivo de los trabajadores, que merecen salarios dignos, sabemos que no es suficiente pero dimos todo para contribuir a que el personal pueda sortear estos momentos difíciles”, finalizó Ibarra.

Dejanos tu comentario