Día de la Memoria por la Vida y el Bosque

12

Al cumplirse tres meses de los incendios forestales que arrasaron con más de 500 viviendas y cientos de hectáreas de bosques en Lago Puelo, concejales del bloque Crecer presentaron un proyecto para que se declare el 9 de marzo de cada año como el «Día de la Memoria por la vida y el bosque».

La iniciativa además, promueve campañas de concientización y un plan de reforestación «con el objeto de fomentar el cuidado y preservación de los bosques y la vida dentro de los mismos, además de reducir los incendios forestales», al tiempo que señala la necesidad de analizar el daño ecológico y ambiental provocado.

Las ediles Andrea Lozada y Rocío Zucarelli junto a su par Luciano Gambino argumentaron que para hacer efectiva la medida el Ejecutivo municipal deberá destinar los fondos necesarios para darle alcance y plena difusión a las campañas.

Asimismo, los fundamentos resaltan que «la magnitud de la catástrofe puso en evidencia la necesidad de desarrollar políticas públicas sobre el uso sostenible de la tierra y la preparación para situaciones de emergencia. Además los concejales sostienen que «es indispensable mejorar la capacidad institucional en materia de prevención, preparación y lucha respecto de los incendios forestales».

Desde el bloque agregaron que «según el informe presentado ante este Concejo Deliberante por el Ejecutivo Municipal, dos personas perdieron la vida y las familias afectadas fueron más de 500, de las cuales el 93% sufrió pérdidas materiales totales», La gran mayoría aún no recibió la ayuda prometida, tampoco hay novedades de la investigación judicial sobre las causas de los incendios.

Ramiro Ibarra, presidente de Crecer, destacó que «en estos 90 días las familias damnificadas se organizaron para reconstruir sus viviendas frente al desafío de resurgir de las cenizas, ya que entre el anuncio de asistencia por parte del municipio y la demora en su materialización el tiempo pasaba y seguían en la misma situación».

Por otro lado, el montaje de los módulos habitacionales provistos por el municipio avanza en forma lenta y los vecinos reclaman que «son de aglomerado, de baja calidad y están montados sobre pilotes que con la humedad de la tierra producto de las lluvias no tienen dónde hacer base y la vida útil es efímera».

La angustia e impotencia de haber perdido todo, encontró un aliciente en la solidaridad de numerosos voluntarios que llegaron a la localidad desde diferentes lugares del país a ofrecer su ayuda y trabajo en la reconstrucción.

La magnitud del hecho afectó también «la salud emocional de las más de 1400 personas relevadas, quienes no solo perdieron sus viviendas, con los invaluables recuerdos de toda su vida, sino también su sustento ya que en ese lugar se encontraba la fuente de sus ingresos» destaca el proyecto.

Por último, los concejales afirman que según datos emanados del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el 95% de los incendios forestales son producidos por la acción humana, y viviendo en una zona como la que habitamos, es inminente la necesidad de concientización respecto del vivir en el bosque’, la información, los recaudos y las posibles medidas para evitar catástrofes».

La iniciativa propone invitar «a las localidades vecinas y a la Provincia a adoptar medidas similares a fin de lograr el objetivo común».

Dejanos tu comentario